Al otro lado del espejo

Al otro lado del espejo
Es un ritual. Cada 20 de junio, de madrugada, me quedo clavado frente al espejo. Es el día en que cumplo años. Centro toda mi atención en mi rostro, espejo del alma, de espejo a espejo, y voy deteniendo la mirada en cada poro de la piel. No hay escapatoria, es un duelo sin engaños, de ti contra ti. “Enséñame las marcas de tus victorias y tus derrotas”, te exigen desde el otro lado. “Quiero ver cómo te ha tratado este año”.

Es una breve parada en el camino, una forma de separarte de tu propio cuerpo y mirarte desde fuera, con objetividad, no para juzgarte sino para entenderte. Apenas dura dos o tres minutos pero el viaje es vertiginoso, sobre todo cuando se cruzan las miradas y se clavan la una en la otra.

A veces cumplimos años por pura exigencia, por anotarlos y sentir que hemos avanzado; y otras veces los cumplimos porque nos lo merecemos, porque hemos madurado y exprimido en un año lo que normalmente hacemos en cinco. Por eso es conveniente saber digerirlo.

Es bueno detenerse y comprobar la dirección que toman nuestras arrugas y el matiz que la experiencia ha barnizado en nuestra mirada porque nos susurran aquello que llevamos dentro, lo que somos. Cuando viajamos en nuestro vagón de tren, acomodados en nuestro asiento, vamos dejando atrás los diferentes destinos de nuestra vida, nos acostumbramos a quemar etapas sin analizar cómo ellas nos moldean, nos quedamos contemplando el paisaje desde nuestra ventanilla sin darnos cuenta de que hay una parte de nosotros al otro lado del espejo esperando a que despertemos…

Anuncios

Acerca de Pedro Rodríguez

Periodista www.somoshumanos.com
Esta entrada fue publicada en Filosofía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Al otro lado del espejo

  1. Espe dijo:

    Feliz cumpleaños 🙂

  2. Brahman dijo:

    En raras ocasiones encontramos en el espejo lo que esperamos… Creo que más bien es cuestión de aceptar y decidir si hay algo que quieres cambiar. Si es así hazlo, si no, enhorabuena, vas por buen camino. De todos modos aprovecha esos dos o tres minutos de autoconocimiento, sientan muy bien y hacen las cosas más fáciles de llevar. Coraje! y el año próximo me cuentas que ves… See u soon my friend. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s